lunes, 28 de febrero de 2011

Oxímoron

El oxímoron es una figura literaria que consiste en reunir dos conceptos opuestos en una sola expresión, formando así un tercer concepto.  Por ejemplo: sol negro, instante eterno, vida muerta, luz oscura, fuego helado.

Hoy escuché el siguiente:
"buen comienzo" (de clases!).

Y en otro momento de hoy también se me ocurrió éste:
"decisión fácil".

No son oxímorons en sí mismos. Por eso me gustan.

domingo, 27 de febrero de 2011

Una amiga dijo:

"El amor es una operación a corazón abierto".

(Y yo le pedí permiso para bloguearla... me parece que da para mucho la idea... mucho,mucho)

viernes, 25 de febrero de 2011

A veces es mejor nuevo que bueno.









                                                         Pero sólo a veces.

escatológico

En lugar de decir "no hay 2 sin 3", que no se aplica a todas las circunstancias, me parece más universal e infalible decir que "no hay 2 sin 1".
Ésa no falla nunca.

que soy buena persona?

Hoy fui al médico y cuando me escuchó los latidos, dijo:
-Tenés un muy buen corazón.

(Ay, gracias, zonzo. Lo decís porque trabajé en una villa?)

Igual las banco

Aunque sea dura, de una marca buena, de colores preciosos.  Incluso si es delicada y la más linda del mundo....
Aún así llevar una bolsa con cosas queda mal.

martes, 22 de febrero de 2011

Cambios

Cambios, cambios, cambios... qué? Cuál es el tema? Qué pasa tanto con el cambio?
Porqué la excitación y el miedo, y las ganas y el cosquilleo.
Quizás, arriesgo, los cambios elegidos tienen una mezcla de sensaciones de las más profundas y contradictorias porque mezclan nacimiento y duelo, todo al mismo tiempo.
Puede ser incluso un duelo sano. De esos que vienen después de una muerte natural, una muerte que es parte, que incluso es mejor así, pero que igual duele con un dolor tan viseral como inexplicable.
Y al mismo tiempo la luz, la magia de lo nuevo, de lo propio, del camino a construir.  La esperanza del nacimiento que despierta la mirada y la dirige para adelante, a lo que viene. 
Cambiar se parece a vivir.
Y a morir.
Y las dos cosas al mismo tiempo.

sábado, 19 de febrero de 2011

Palabras que dicen lo que son II

Este videito muestra la versión original de este post de hace unos días. Si a alguno se le ocurre una nueva palabra... siéntase en la libertad de comentar...


Aclaraciones: Chupa-chupa es chupetin en cubano y "overol" (over all) significa sobre todo y efectivamente se usa sobre  toda la ropa.

algo inteligente

Me lo dijeron hoy en la mitad de una conversación.
"El pez puede volar y el pájaro puede nadar. Yo prefiero, en vez de expandirme, explotar al máximo aquellas cosas para las que ya fui dotado por naturaleza"

buena definición

-Pero contame algo de ese chico...
-Es un hippietalista
-Bien!

miércoles, 16 de febrero de 2011

Y.... no....

Mis amigos N, T, B y D van a la misma psicóloga que yo iba el año pasado (Grosa!). Hoy pasé de casualidad por la puerta del consultorio y pensé: Uy, re tocaría el timbre a ver si está alguno de los chicos!.
Pero no daba.

inadecuado

Hoy, cuando salí de la librería, me sonreí con el sr. de seguridad.
Fue una sonrisa cordial, parte del protocolo de interacción cliente-vigilante.
Al parecer, la sonrisa de alguno de los dos fue cálida y decidimos agregar palabras al gesto.
"Chau, buenas tardes", dijo él.
Y yo al mismo tiempo, casi dándole la espalda porque estaba en mi camino de retirada, también ofrecí las mías: "Qué tal?", le dije, pero ni esperé respuesta.

(No es la primera vez que me equivoco de convención social. Otro clásico es mandar besos a operadores de radio taxis o telefonistas de deliverys)

lunes, 14 de febrero de 2011

Cuando volvíamos en el auto y yo cantaba, desafinada, las canciones que salían del pasacassette, ella decía:
"En qué cadar de cabecica pueden caber tantas canciones?"
Lo decía con verdadera admiración. Y lo decía cada vez.
Lo bueno del alzehimer, quizás, es que lo lindo también se repite infinitas veces.
Así que yo tenía esa habilidad inutil pero valorada.
Al lado suyo, por un ratito, me creía muy inteligente por acordarme tantas canciones. Y me gustaba. Siempre que recuerdo esa escena me acuerdo de muchas sonrisas.
Al lado suyo.
Qué lindo decir "al lado suyo".
Quizás eso era lo lindo.
No sentirme inteligente si no solamente lo primero: al lado suyo.
Sí... definitivamente era eso.

domingo, 13 de febrero de 2011

Palabras que dicen lo que son

(sin repetir y sin soplar)

-Paraguas
-Sobretodo
-Limpiaparabrisas
-Lavarropas
-Secarropas
-Lavavajilla
-Cubrecama

Alguna otra?

viernes, 11 de febrero de 2011

Avión

Hay 3 minutos en el despegue y 8 minutos en el aterrizaje que son para el vuelo "minutos críticos".  Es ahí donde está el riesgo de que algo falle. Sin embargo, la mayoría de la gente que le teme a esos momentos del vuelo no conocen de estadìsticas ni probabilidades.  El miedo al despegue y al aterrizaje pasa, para mí, por otro lado: Lo que nos da miedo es la transición.

Cuando uno se sube un avión, o lo ve desde la puerta de embarque mientras le hacen los últimos chequeos, ve una máquina enorme, pesada, poderosa. El milagro del despegue parece imposible, ¿cómo aceptar que es realmente posible que semejante monstruo flote en el cielo así sin más?  El miedo al despegue es la desconfianza de no pensar que es posible que el avión se transforme en pájaro.

Al ratito todo sale bien. Se apaga la señal de mantener puestos los cinturones y por las horas que dura el vuelo, si fue un vuelo tranquilo, atravesamos el cielo olvidándonos de que no es nuestro hábitat natural.  Perdemos registro de velocidad y peso del avión. Flotamos.

El aterrizaje, con su prisa por llegar a la Tierra, nos destruye gradualmente la ilusión de liviandad gracias a la que habíamos aceptado estar volando.  El pájaro vuelve a ser acero, las toneladas de metales vuelven a tener cuerpo y de repente, de nuevo, caemos en la cuenta de que volar es un milagro. 

De avión a ave.
De ave a avión.
Podemos creer cualquiera de los dos estados pero lo más difícil es la transición.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Decisiones

Chocolate o maní? Chocolate o maní? Chocolate o maní?
Hasta a mí me sorprende, pero gasté mis últimos colones en maní.

Libertad III

En Cuba, para ir de un lugar a otro, la gente se para en la vereda y detiene a los autos para ver si van al mismo lado. Si hay coincidencia, suben y comparten el viaje.
Además, muchos edificios y casas no se molestan en asegurar sus cerraduras y la gente camina por calles oscuras de noche con la misma tranquilidad con la que lo hacen durante el día.
Muy diferente al encierro de las rejas, los piquitos bien bajos y las ventanillas bien subidas, los portones, las cerraduras y tantas otras formas en las que tratamos de mantener alejados a los otros.

Libertad II

Esto ya me lo habian dicho pero igual me llamó la atención verlo.
En Cuba no hay carteles publicitarios. No está el bombardeo que sufrimos nosotros y que nos exige todo el tiempo llegar a tal ideal o entrar en determinado talle.  Quizás por eso en Cuba no existe la anorexia o la bulemia.
Como dijo una cubana de quien no sé el nombre: "Acá todos salen con su deformidad, a mostrarla".

Lo más lindo que me dijeron nunca

En La Habana nos hospedamos en la casa de Karina, Carlos y Carlitos (Charly).
Parar en casa de familia nos parecía interesante; Una posibilidad para conocer cuba desde más adentro,  descubrir el telón de la vida cotidiana, compartir la mesa... pero además de eso resultó que llegamos exactamente al lugar que teníamos que llegar: a la casa de amigos de hace tiempo que conocimos recién ahí.

Karina debió haber sido amiga mía en la facultad.  Desde nuestra primer charla me pareció recordar las miles que ya debíamos haber tenido, las millones de reflexiones compartidas.  Seguro ya nos habíamos confiado sin matices y ayudado en más de un desengaño amoroso.

Y Carlos seguro que alguna vez ya había sido nuestro tío.  El tío que hace chistes todo el tiempo para equilibrar lo mucho que se preocupa por la gente que quiere.
Carlos el incondicional al que ya le habíamos descubierto hace años la sensibilidad que trata de esconder para que no le duela tanto.

Compartimos con ellos 5 días en los que nos conocimos y nos reencontramos al mismo tiempo.
Al quinto día, mis amigas se fueron y yo me quedé sola con ellos unas horas más.
Me agasajaron con un almuerzo lleno de amor en el que los frijoles y la col sabían a la confianza y la transparencia con que condimentamos todos nuestros días en la casa.

Después del almuerzo nos despedimos diciendo que nos íbamos a volver a ver y deseándonos cosas buenas. Yo quería que les llegara la pena que me daba la despedida y lo hermoso que me había resultado el encuentro.
Los tres estábamos emocionados y después de los abrazos y algunas palabras mías, Carlos me obligó a llorar:
-"Y yo quiero decirte esto, Cynthia. Te pido que no cambies, si? El resto de nosotros, la gente, necesitamos más personas como tú"

Gracias!! gracias, gracias, gracias.
Que sean siempre felices, que la vida esté a la altura de su dignidad, bondad y amor.  Se merecen lo que quieran.
Quieranse y cuidense.  Como bien sabe Charly, besos y cariñitos es lo que necesitan las damas. Y en realidad todos.

Qué suerte conocerlos!

domingo, 6 de febrero de 2011

Libertad

(En el malecon, La Habana)
- Ustedes viven en un pais libre? (la pregunta me la hizo un chico cubano de 21 anos)
- Libre como? (esa fui yo)
- No entiendes lo que es eso?
- (digo que no con la cabeza)
- Un pais libre es un pais democratico.  Un lugar donde uno no puede decir lo que piensa no es libre, me entiendes? Te queda eso si la libertad interior. Eso nunca se pierde.

Carlitos

(Dialogo entre Carlos y Carlitos, papa e hijo, en la casa de familia donde nos hospedamos en La Habana)
Carlitos abrio el regalo que le mando su tia Greisy que vive en Argentina.  Su cara de alegria y sorpresa valia mucho mas que la pizarra con la que se encontro al abrir el paquete.
Su papa, Carlos, le explico:

- Tienes que tener mucho cuidado con la punta, Carlos. No usarlo fuerte. Sabes cuanto te va a durar esto a ti? Todo lo que lo puedas cuidar. Ahora, juega. Es tuyo.

Y le dio pizarra y marcador.  Carlitos los metio en una bolsa y los llevo contento a pasear con nosotras.