sábado, 28 de enero de 2012

Dicen que uno crece cuando viaja.
Ni idea.
Pero a mí, por momentos, se me agrandó el corazón.

2 comentarios:

  1. Hola, Nicus! Bienvenido al blog! A la vuelta me doy una vuelta por los tuyos! Namasté!!

    ResponderEliminar

apunto