miércoles, 23 de noviembre de 2011

presuro (o futente)

Tiendo un puente
entre presente y futuro.
Entre compromiso y expectativa.
Un puente que promete unir trabajo y vida.
Una forma de pensarme ahora y después,
sin presiones,
con pasión,
proyectando y viviendo,
como si fuera posible subir el foco en vez de girarlo constantemente.
Mi puente es en realidad una única certeza,
que va de una punta a la otra:
"El presente construye el futuro que sólo existe en el presente (que construye el futuro que...)"
Porque todo proyecto genuino se presentifica en el cuerpo,
se convierte en deseo,
se transforma en cosquilla.
Y todo instante pleno,
estalla en promesa,
enciende faros,
busca repetirse.

Este puente que tiendo
es un puente especial
porque no une dos extremos.

Este puente es todo lo que hay.

2 comentarios:

  1. a mí también me encantó!! Cuánta conciencia del puente que se recorre!!!

    ResponderEliminar

apunto